[ 25 de julio de 2018 ]

Para ti, Víctor.

Nos conocemos desde hace dos años, de toda tu vida, y me encanta como eres.

Claro que hay momentos difíciles, para todos, y puede que para mi más, pero con el tiempo parece que se van desvaneciendo en la memoria, como el humo, como si se fueran poco a poco, muy despacito.

Y aquí estoy, una mañana más pensando en ti y en lo que me gustaría decirte, cuando crezcas un poco más.

No quiero que seas ni el más listo de la clase, ni el más gracioso, ni el que más amigos tenga, ni el que más ligue, ni el más cariñoso, ni el más educado, ni que vayas curso por año, ni que tengas claro a lo que te vas a dedicar, ni que tengas un puesto de directivo en una empresa, ni que tengas una gran casa, ni un coche deportivo, ni nada de eso. Lo único que quiero… es que seas feliz.

Y si te tuviera que decir algo más… que seas valiente, que el miedo hace que te pares, pero piénsalo y arriésgate con cabeza, casi nunca es tan importante lo que tienes que perder. La vergüenza, hacer el ridículo… casi todos tenemos miedo de eso, aunque a algunos no se les note. Tenemos miedo a ser rechazados, a no encajar, a no ser queridos, a que se burlen de nosotros… algunas veces te equivocarás, pero otras acertarás y te sentirás mejor que si no lo hubieras intentado. Sentirás que valió la pena. Respeta a los demás, ponte en su lugar, piensa si a ti te gustaría que te hicieran lo mismo. A veces sentirás que haces más de lo que recibes, pero hay gente que hace cosas por ti y tampoco te das cuenta. Valora lo que tienes. Demuestra tu cariño, tus sentimientos, exponte con la gente que te de confianza, puede que no siempre aciertes, pero creo que merece la pena, en algún momento conectarás con alguien, no pienses que es tarde, que se te acaba el tiempo, la vida va para largo. No le des mucha importancia a la tristeza, intenta salir de esa situación distrayéndote con alguna actividad. Ten aficiones, ten motivación. Se proactivo, no te sientas mal porque a veces pierdas el tiempo, no somos máquinas. No te machaques, no te castigues a ti mismo, ni te exijas demasiado. Busca soluciones, nadie nace sabiendo. Nunca te quedes con una duda, busca, pregunta, aprende, se curioso, aunque haya gente que intente quitarte las ganas. No juzgues, cada uno tenemos una historia y no sabes el pasado de los demás, por qué han llegado a ser como son, a veces te sorprenderías. Aprende a decir que no cuando no quieras o te parezca algo. Lucha por tus creencias. Respeta a los animales y a la naturaleza, cuando estás en ella sientes que vuelves a ser libre, huele la tierra mojada, nota el viento, párate a escuchar los pájaros… abre tu mente. Acepta los gustos de los demás, a todo el mundo no le gusta lo mismo. Denuncia lo injusto, no te quedes callado por miedo al que dirán o pensarán. La gente hagas lo que hagas, te criticará, así que haz lo que te apetezca y creas que es correcto, habrá gente a la que le parezca bien y otra a la que no. No esperes mucho de los demás, te decepcionarán si es así. Intenta que no te duela si es una persona a la que aprecias. Estate preparado para alguna traición, te puede ocurrir, pero se fuerte y avanza, pasa página. Quien merezca estar en tu vida se quedará y quien no déjalo ir, no vale la pena. No te desanimes si alguien que te interesa te ignora, puede que la tengas sobrevalorada o que te hayas hecho una idea que no es la real. Aléjate de las personas tóxicas, las que critican, las que se ríen de los demás y no con los demás, las que todo lo ven difícil y casi siempre se quejan, las que ridiculizan para sentirse superiores tapando sus carencias. Pide perdón cuando te equivoques, es de valientes y te honra. Ten mucho cuidado con los celos y la envidia, la mayoría de las veces la otra persona ni sabe lo que ocurre. Algunas veces te sentirás solo, pero casi siempre es temporal. No estés con alguien sólo por eso. Quiérete, con la persona que más estarás y con la que más hablarás en toda tu vida será contigo mismo. Intenta gustarte, coge con pinzas las insinuaciones para que cambies tu manera de ser, de comportarte, de vestir, tu físico. No tienes por qué seguir los cánones de belleza, son impuestos por la moda y la industria para que consumas y para tenerte controlado. Intenta hacer deporte, alimentarte bien, leer, pero no te sientas mal si no lo haces. Que nunca te de reparo hacer algo que la gente sabía que no hacías por algún motivo, todos tenemos derecho a cambiar de gustos o la manera de pensar. No le des mucha importancia a las cosas, todo es relativo. No te agobies si a veces tienes la sensación de que no llegas, vivimos en una época demasiado exigente y competitiva, donde el tiempo siempre falta, frena y medita. Se paciente, es una gran virtud. Ríete, con otros y de ti mismo, la vida entre risas se vive mejor.

Quiero terminar diciéndote, que nunca me vas a decepcionar porque no me tienes que demostrar nada. Te quiero tal y como eres, con tus defectos y tus grandes virtudes.

Fdo. Mamá.

📸 Stocksy | https://www.stocksy.com/1848088

12 comentario/s

  1. Es precioso Adri! Me has hecho que se me encoja el corazón. Y como dice Fidela, no soy madre, pero si algún día lo soy le dedicaré tus palabras. Victor y Ale son muy afortunados de tenerte.

Escribe un comentario: