Víctor: 0-1 años (2016-2017)

Si tuviera que definir la maternidad en solo dos palabras serían: Amor – Sacrificio

Por ese sentimiento sin descripción que notas cuando tienes a tu hijo por primera vez sobre tu pecho, cuando lo miras y piensas que tiene un poco de ti. Por las veces que sonríe al estar contigo; por esas cosquillas a carcajadas. Por verlo disfrutar con las pequeñas cosas cotidianas, sabiendo que casi todo es novedad. Por esas ganas de aprender, cuando ves que está tan concentrado o tan contento que se le cae la baba (y a ti también). Por el reto personal que supone, sabiendo que intentas ser mejor persona para que aprenda de ti. Por la paciencia infinita que estás echando. Por esa ilusión de hacer cosas con él, de jugar, de enseñarle el mundo. Por pensar que le puedes ayudar a ser feliz. Por los besos que nos das.

Por el cansancio acumulado, por las continuas noches agotadoras con mil despertares. Por la falta de tiempo personal, incluso para lo básico. Por esa sensación de querer estar con él y a la vez querer tener un poco de tiempo, para desconectar, para estar contigo y con esa afición que te ha costado tanto dejar. Por el estrés de un llanto que no sabes calmar. Por ver como en ocasiones la situación te supera. Por las discusiones. Por esa sensación de culpa, de frustración, que a veces notas y te hace sentir tan mal.

Autoconocimiento, caos, miedo, felicidad, entrega, transformación, responsabilidad, emoción, bipolar, maduración, cambio, conmoción, lucha, compromiso, incondicional, desafío, intuición, satisfacción, superación, diversión, aprendizaje, fascinación… Para todas tan distinto y para todas tan igual. (Malasmadres)

Galería completa en: Stocksy

Escribe un comentario: